Esta marca institucional que lo identifica resume la función tripartita y dinámica de sus órganos, en defensa del interés público, los derechos y garantías de las personas y custodio de la normal prestación del servicio de justicia